«La Juventud no tiene donde reclinar la cabeza. /Su pecho es como el mar. /Como el mar que no duerme de día ni de noche». Este es el primer verso de la obra «La Insurrección Solitaria», del poeta Carlos Martínez Rivas, considerado el segundo gran poeta nicaragüense  después de Rubén Darío,  publicada en 1953 en México.

Carlos Martínez Rivas declamando uno de sus poemas. Foto El Nuevo Diario.

Precisamente este verso fue el lema de la XXI Jornada «Carlos Martínez Rivas» que se efectuó el sábado 07 de noviembre de 2020 en el auditorio «13 de Diciembre de 1995» del Recinto Universitario «Cornelio Silva Argüello» de la Facultad Regional Multidisciplinaria de la UNAN Managua en Chontales (UNAN FAREM Chontales).

En este evento participaron los estudiantes de Tercero, Cuarto y Quinto Año de Licenciatura en Lengua y Literatura Hispánicas y los maestros de esa carrera del Departamento de Ciencias de la Educación y Humanidades.

Este profesor Jader Wilder González, maestro de Lengua y Literatura Hispánicas, poeta y excelente declamador y de sonora voz, fue el maestro de ceremonia y también declamó el poema de su autoría «Olimpo Terrenal»

La apertura de la jornada la hizo el Doctor Marcos Antonio Reyes Centeno, Vicedecano de la UNAN FAREM Chontales, quien disertó sobre la calidad de la obra de Carlos Martínez Rivas (CMR)  y sobre su vida bohemia que prefirió pasarla sólo, alejado completamente de su familia; una Insurrección Solitaria, hasta fallecer el16 de junio de 1998, solo con la compañía de sus gatos en su casa ubicada en Residencial Altamira de Managua, en las cercanías del Tribunal de Apelaciones.

Los estudiantes de la carrera de Lengua y Literatura Hispánicas participantes en la XXI Jornada Carlos Martínez Rivas de la UNAN FAREM Chontales

De Guatemala llegó Carlos Martínez Rivas, pero se hizo nicaragüense y amó para toda su vida a Nicaragua que la hizo su patria

Mientras que la profesora Madia Giselle Morales hizo una reseña sobre la vida del poeta, de sus principales obras. Carlos Martínez Rivas en Puerto de Ocoz, Guatemala el 12 de octubre de 1924, pero sus padres emigraron a Nicaragua siendo él muy niño, y vivieron en la ciudad de Granada.

Y el maestro Henry Andrés Murillo hizo un análisis literario de uno de los poemas de CMR.

Junior Alberto Pérez, poeta estudiante de V Año de Lengua y Literatura, declamando uno de sus poemas.

Comenzó a brilla como poeta a los 16 años

Comenzó a brillar como un gran bardo apenas a los 16 años en un concurso de literatura en 1944, cuando estudiaba secundaria en el Colegio Centroamérica  de Granada, con su extenso poema «El Paraíso Recobrado». Desde entonces comenzó a ser comparado con Rubén Darío por la calidad de su obra.

También sirvió como diplomático de Nicaragua en diversos país, viviendo en México donde publicó su libro «La Insurrección solitaria» Paris, Francia, en España y en Costa Rica. De regreso a Nicaragua en los años 70 trabajó como catedrático de la UNAN Managua.

Escribió otros poemas considerados entre los más importantes como «Canto Fúnebre a la muerte de Joaquin Pasos», «Infierno del Cielo» que le mereció el Premio Nacional Rubén Darío» en 1984.

A su vez el estudiante Junior Alberto Pérez, estudiante de V Año de Lengua y Literatura Hispánicas, declamó el poema de su autoría «Planilla»

El Grupo de Danza Lowiwiska de la UNAN FAREM Chontales también deleitó en el evento con sus bellas presentaciones artísticas.

¡2020: Año de la Educación con calidad y pertinencia!

¡A la libertad por la Universidad!