La comunidad del Recinto universitario “Cornelio Silva Argüello” de la Facultad Regional Multidisciplinaria de la UNAN Managua en Chontales (UNAN FAREM Chontales) conmemoró los 24 años de la caída del chontaleño y estudiante de la Universidad de Ingeniería (UNI Managua), Jerónimo Urbina, quien fue abatido el 20 de diciembre de 1995, defendiendo el 6 por ciento del Presupuesto General de la República para las universidades públicas, que quería quitarlo el gobierno de Arnoldo Alemán Lacayo.

El homenaje se efectuó del 10 al 13 de diciembre de 2019, con el desarrollo de la Jornada “Jerónimo Urbina” en la UNAN FAREM Chontales; dando a conocer sobre la vida y lucha de Jerónimo Urbina en las aulas de clase, y sobre su participación en las luchas por la defensa del 6 por ciento.

Doña Paulina de los Ángeles Urbina Jarquín, madre de Jerónimo Urbina, cuando era ayudada a caminar en el cementerio de Juigalpa, luego de asistir al acto en homenaje a su hijo.

Jerónimo cayó defendiendo el derecho de los jóvenes pobres a la educación superior que se garantiza mediante el otorgamiento del 6 por ciento del Presupuesto General de la República a las universidades del Estado, precisamente frente al portón de entrada del Centro de Convenciones Olof Palme, cuando los estudiantes se habían levantado exigiéndole al gobierno de Arnoldo Alemán que respetara el presupuesto que se asigna a las universidades, cuyo derecho está consignado en la Constitución Política de Nicaragua y se distribuye mediante el Consejo Nacional de Universidades, conforme lo establece la Ley General de Autonomía, Ley 89.

Torneo Deportivo “Jerónimo Urbina”

Como parte de la jornada, del martes 10 al 11 de diciembre se efectuó el Torneo Deportivo Jerónimo Urbina con participación de 5 equipos de Futbol Sala masculino y 7 equipos de Futbol Campo, representando a colegios, universidades y de la ciudad.

Los trabajadores administrativos, maestros y estudiantes salieron en caminada desde la UNAN FAREM Chontales para ir a depositar flores en la tuma de Jerònimo Urbina, Màrtir del 6 por ciento.

Una flor para Jerónimo Urbina

Así mismo, la comunidad universitaria de la UNAN FAREM Chontales también marchó el viernes 13 de diciembre hacia el cementerio de Juigalpa, donde depositaron ramos de flores sobre la tumba del mártir. Al homenaje en el cementerio asistió doña Paulina de los Ángeles Urbina Jarquín.

En el acto, el maestro, Doctor Marcos Antonio Reyes Centeno, Vicerrector de la UNAN FAREM Chontales, expresó que este acto se lo dedicaban a Jerónimo se lo dedicaban sobre todo los estudiantes de la UNAN FAREM Chontales y de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI).

Jerónimo está en cada trabajador y estudiante pobre que quiere estudiar en la universidad

El ingeniero Henry Andrés Vargas, ex dirigente de UNEN, expresó que Jerónimo abonó con su sangre las luchas por la defensa del 6 por ciento, para que los actuales estudiantes pobres puedan estudiar en las universidades públicas.

“Jerónimo no está muerto. El está en cada uno de los estudiantes, trabajadores y docentes que trabajan en las de las universidades públicas. Por todos estos compañeros, como Porfirio Ramos y Roberto González, hoy estamos gozando del derecho a la universidad y de recibir una educación de calidad”, afirmó Vargas.

El maestro Marcos Antonio Reyes Centeno, refiriéndose al gran valor humano que debe darse a una persona que como Jerónimo Urbina dio su vida para los jóvenes pobres tengan derecho a la educación superior

La historia de Jerónimo es igual a la de cualquier estudiante pobre

Otro que lo recordó fue el maestro, Doctor Carlos Miguel Matamoros, docente de la UNAN FAREM Chontales, explicó que Jerónimo fue herido el 13 de diciembre de 1995 al igual que otros 35 estudiantes y trabajadores de las universidades, pero él falleció 7 días después en un hospital de Managua.

Agregó que todos los estudiantes y trabajadores deben entender la historia de Jerónimo, que no es distinta a la de cualquier estudiante o trabajador de las universidades públicas que proceden de familias muy pobres y con muchos deseos de superación”, como lo demuestra que en Managua, Él también trabajaba como maestro de un centro de secundaria y estudiaba el tercer año de ingeniería en la UNI.

Por tanto, la lucha de Jerónimo está sigue vigente porque hay que defender a las universidades y a todos los derechos que se han obtenido con la luchas de quienes dieron su vida para que los estudiantes pobres tengan derecho a estudiar y alcanzar una carrera profesional.

Doña Paulina de los Ángeles Urbina Jarquín -sentada y de falda azul- expresó la tristeza que siente siempre por la muerte de su hijo Jerónimo, pero agradeció que siempre sea recordado por la comunidad universitaria.

Rescatar historias de los héroes

El maestro Reyes Centeno afirmó que un evento recordando a una persona que ha fallecido, “no debe ser un momento de tristeza, sino un momento de reflexión y cada año debe ser un punto de inflexión para dimensionar lo que este joven significó y sigue significando. Es decir, que los actuales jóvenes estudiantes deben reconocer que las universidades públicas existen gracias a esos sacrificios”.

Y agregó “Fue Jerónimo, fue Porfirio, pudo ser cualquiera de nosotros. Toda persona que sienta que estas luchas son justas, porque es una lucha en beneficio de las mayorías, merece ser recordado en estos tiempos y ser recordado siempre. Lo que me preocupa es que estos eventos se hagan sólo para cada aniversario”.

El maestro Reyes Centeno también reflexionó que “Deberíamos tener una jornada especial que se llame Jerónimo Urbina, una de Ciencia o de Innovación que se llamen Jerónimo Urbina, porque hay que ir rescatando estas memorias, como lo estamos haciendo con Cornelio Silva Argüello, porque ellos son puntos en el horizonte que debemos seguir”.

La Jornada cerró el 14 de diciembre en el Auditorio “13 de Diciembre de 1995” con un zumbatón con estudiantes y organizado por la UNEN Chontales

¡2019: Año de la Reconciliación!

¡A la libertad por la Universidad!