¿Cómo quiero vivir mañana? ¿Cuál el objetivo que me he planteado conmigo? ¿Cómo quiero vivir mañana y qué hago hoy para alcanzar esa meta y vivir mejor en ese futuro? ¿Acaso es suficiente alcanzar un título profesional para acceder a un buen trabajo, qué más debo hacer por mí, por mis hijos, por mi familia, por la gente, por mi país?

Son algunas de las fuertes reflexiones que escucharon los estudiantes de la Facultad Regional Multidisciplinaria de la UNAN-Managua (UNAN-FAREM Chontales) y que ellos mismos se habrán hecho algunas vez o durante la “Conferencia Emprendimiento, liderazgo y Negocios”, que se les ofreció el lunes 13 de noviembre de 2017 en el auditorio “13 de Diciembre” de esta universidad.

MSc.. Marcos Antonio Reyes Centeno, Vicedecano de la UNAN-FAREM Chontales

¿Estudiar para ser empleado o para abrir tu propio negocio?

Precisamente, la conferencia tenía el objetivo de hacerles reflexionar qué han llegado a la universidad para recibir las herramientas que los prepararán para su vida laboral, pero si quieren que ese futuro sea exitoso deben esforzarse por aprender a dominar bien esas destrezas, pero no sólo siendo excelente trabajadores donde lleguen, sino pensando en que también deben ser emprendedores, en que pueden abrir su propia fuente de trabajo y dar empleo.

También se les dejó claro que para aprender a caminar y correr hay que caerse muchas veces, y a veces recibiendo golpes muy fuertes. Que igual es cuando se emprende un negocio, que también hay muchos fracasos, que incluso, a uno lo ponen al borde del desánimo. Al contrario, cada fracaso es una lección de la que se deben extraer las experiencias y estrategias para emprender nuevamente el proyecto y, aunque se vuelva a fracasar, hay que volverlo a emprender, pues llega el momento que con todas esas ideas organizadas y los conocimientos adquiridos, por fin se identifica donde está el punto de arranque y al fin se llega al triunfo.

Esta conferencia fue organizada por la Alianza Universidad-Empresa, el Consejo Nacional de Rectores y el COSEP y se desarrolló con un ciclo de reflexiones al respecto y de experiencias de emprendedores triunfadores y tenía como objetivo incentivar la cultura emprendedora en los jóvenes estudiantes. Las disertaciones fueron abiertas por el maestro MSc. Marcos Antonio Reyes, Vicedecano de la UNAN-FAREM Chontales; el licenciado José Adán Aguerri Chamorro, Presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP); el licenciado Raúl Amador Torres, Presidente de Invercasa y graduado del Recinto Universitario “Carlos Fonseca Amador” (RUCFA) de la UNAN-Managua.

José Adán Aguerri Chamorro exhortó a los jóvenes a plantearse desde ya su futuro y para ello deben emprenderlo poniendo en práctica las 7 P, teniendo Preparación académica, un Propósito claro de su vida, Participar y nunca dejar que otro haga lo tuyo, ser Perseverante hasta lograr su objetivo, Ser Prudente y pensar en trabajar siempre por la Patria, por tu pueblo

También participaron el doctor Ernesto Medina Sandino, Rector de la Universidad Americana (UAM), la doctora María Eugenia Bermúdez por el Consejo Nacional de Universidades (CNU), y algunos empresarios.

Renunciar a que el resto se aprende en la calle

El maestro MSc. Marcos Reyes Centeno Centeno, afirmó que la universidad debe ir renunciando al concepto “de enseñar principios y que en la calle se aprende el resto”, sino que debe enfocarse en que la universidad puede hacer ciencia, pero acompañada de actividades pragmáticas, muy relacionadas con la realidad”.

También llamó a los estudiantes a “tratar de romper los esquemas de las cosas que se les enseñan” y a conformarse con ser buenos estudiantes, sino que deben ser emprendedores, que deben quitarse la idea de que van a ir a buscar trabajo apenas salen de la universidad. Al contrario, en la universidad no se les forma para ser empleados toda la vida. Es al contrario, los profesionales deben salir con la meta de forjarse su propia empresa o en sociedad con otros profesionales y generar empleo.

Y puso como ejemplo al licenciado Raúl Amador Torres, quien fue estudiante de la UNAN-Managua, fue Excelencia Académica, fue dirigente estudiantil y ahora es un reconocido emprendedor en el país, al frente del Centro de Negocios Invercasa en Managua.

Estudiantes, maestros y conferencistas que participaron en el evento

La Cuarta revolución industrial

Por su parte, el licenciado José Adán Aguerri Chamorro hizo la exposición central de la conferencia y comenzó recordando que la humanidad está viviendo la Cuarta Revolución Industrial con las tecnologías digitales que ponen toda la información del mundo al alcance de todos, una gran dicha para la juventud actual y que eso nunca se lo imaginaron los jóvenes épocas anteriores, cuando se accedía a la información solamente yendo a las bibliotecas o comprando enciclopedias. Hoy toda la información está al alcance de apretar un botón.

Esto demuestra que la juventud tiene más oportunidad de triunfar y hasta emprender su propio negocio, porque tiene toda la información al alcance y sólo hay que aprender a usarla.

Esto ha hecho que el empleo evolucione, porque las universidades también tienen que ajustarse a la tecnología y deben formar a profesionales que no sólo puedan dominar a esa tecnología, sino que puedan potenciarla a su favor, sacándolo toda el provecho que ella ofrece, pues hasta las verduras de la casa se pueden pedir por internet.

Los estudiantes escucharon con mucha atención las lecciones que les daban los conferencista de como ser emprendedores

La juventud no sabe utilizar las tecnologías digitales

Sin embargo, se lamentó que los jóvenes de Nicaragua no saben aprovechar a esas tecnologías, pues no pasan de usar el Facebook u otros sitios de internet para divertirse. No las usan estudiar, investigar, para formarse con mayor calidad y lo demostró preguntándoles que sitios educativos visitaban. Nadie levantó la mano, pero todos si lo hicieron para el Facebook y no con propósitos educativos, sino de diversión.

Agregó que acuerdo a un estudio sobre el uso de la internet, en Nicaragua el 12 por ciento de las personas la usan para divertirse, otros para comprar y usar el correo electrónico y sólo el 7 por ciento entra a los sitios con contenido educativo.

Reveló que en Nicaragua hay unos 200 mil jóvenes estudiando en las universidades, pero las empresas del país no tienen capacidad para dar empleo a tanto profesional que se gradúa cada año. Incluso, la mayor parte de ellos no estudian carreras que necesitan las empresas y el Estado y que empresa privada apenas tiene capacidad para dar empleo al 20 por ciento de los graduados, pero sólo si son de las carreras que se necesitan.

Además, que todo profesional que egresa de una universidad debe dominar las nuevas tecnologías, de lo contrario tendrá serias dificultades para conseguir un empleo.

Formarse con pensamiento crítico y saber expresarse sin miedo

El otro problema es que los estudiantes deben formarse con pensamiento crítico y tener capacidad para expresarse bien, para hablar con la gente, para saber atenderla. Pero también ocurre al revés, los jóvenes no se pueden expresar y no saben debatir ideas, tienen miedo en hacer propuestas.

Licenciado Raúl Amador Torres

En este sentido llamó a los dirigentes de las universidades a evaluar su oferta académica, que también sean las universidades las generadoras del pensamiento, que propongan los nuevos escenarios de modelos económicos a la sociedad para avanzar, para desarrollar al país.

También exhortó a los jóvenes a que cuando se gradúen no piensen en salir con el título bajo el brazo para buscar trabajo, sino que salgan a formar su propio negocio, a pesar de los riesgos.

Afirmo que un negocio tampoco será exitoso si su personal no tiene nivel educativo. Las empresas también necesitan de mucho personal con nivel técnico, pero esas carreras son rechazadas por la juventud. Incluso, debido a la falta de profesionales para ocupar cargos medios en las empresas, los empresarios se ven obligados a traer profesionales de otros países para esos puestos, porque en el país no hay.

Los maestros deben interactuar con las empresas

También llamó a los maestros a no quedarse encerrados en las cuatro paredes de las aulas de clase, sino que al igual que los estudiantes, ellos deben estar vinculados a la formación práctica, a tener más vínculos con las empresas, porque así sabrán guiar mejor a sus alumnos y a fortalecer el dominio de las herramientas que se necesitan en las empresas. De lo contrario, estarán condenando a los jóvenes al desempleo aunque tengan formación profesional.

Otro mensaje certero fue cuando expresó que un profesional debe aprender a trabajar en equipo, a dominar sus emociones, a ser tolerante, a tener confianza en sí mismo y no temer en hacer propuesta en el trabajo, pues a lo mejor es la idea que necesitaban para potenciar a la empresa.

No dejarse rendir nunca

Por su parte, el Licenciado Raúl Amador Torres disertó sobre su experiencia al salir de la universidad, que estuvo afectado por muchos fracasos, intentando con uno u otro negocio, hasta que se le ocurrió construir el edificio Invercasa que da cabida a 45 empresas del país y da empleo a 150 personas.

doctor Ernesto Medina Sandino, Rector de la Universidad Americana (UAM)

Además de se han emprendido otros tipos de negocios, como la fábrica Almidones de Centro América SA (Alcasa), ubicada en el kilómetro 78 Carretera a León, donde se procesan hasta 25,000 toneladas de yuca al año, cuyo producto es comprado a pequeños, medianos y grandes productores del país, con prioridad a madres solteras.

Explicó que al inicio comenzó una empresa de entrega de artesanías de Masaya, pero fracasó porque las personas que las fabricaban se negaron a seguir vendiendo, después se asoció con unos amigos y empezaron una fábrica de mantenedoras y, al igual, fracasó porque el poroplast para el aislamiento del calor era de mala calidad y los compresores también dieron fallas, además que apareció otra empresa muy fuerte que dieron los frízer gratis a los comerciantes, a pagarse hasta en dos años.

Luego pensó en el consorcio de empresas, pero los empresarios a quienes buscó como socios se resistían a apoyarlo y la banca del país también le negó financiamiento. Así que decidió pedir un préstamo al Banco de Cuscatlàn, de Guatemala, pues ya conocía a la gerente y se fue solicitarlo acompañado de su papá para que lo apoyara. Lo logró y allí está el edificio.

Sin miedo al fracaso

En ese sentido alentó a los jóvenes a no conformarse ni tener miedo a fracasar, pues los fracasos ya son parte del triunfo, que cuando tengan la idea busquen como ponerla en práctica.

Otro ángulo de la asistencia a la “Conferencia Emprendimiento, liderazgo y Negocios” efectuada en la UNAN-FAREM Chontales

Los emprendedores tienen más oportunidad para triunfar

Mientras que el doctor Ernesto Medina Sandino, les llevó la visión del “Emprendedurismo, de liderazgo desde la perspectiva del sector privado”.

Él también les afirmó que no hay abundancia de trabajo para esperar a los jóvenes que salen de las universidades, pero si hay múltiples oportunidades para aquellos jóvenes que tienen una formación sólida, amplia, sobre todo para aquellos con mucho talento y creatividad para descubrir oportunidades y convertirlas en nuevos negocios, en fuente trabajo no sólo para ellos, sino para dar a otras personas, para contribuir a tener una mejor vida personal y familiar.

Steve Jobs

Pero… ¿Basta con ser buen estudiante, tener ideas emprendedoras, pero sin recursos económicos que respalden el proyecto?

Fue un gran pesar que los estudiantes se limitaron a escuchar y no abrieron un debate con los conferencistas, pues habrían aclarado sus inquietudes y tal vez hasta habrían podido identificar algunas ideas que en el futuro los guiaría hacia la apertura de un negocio exitoso.

“Estoy convencido de que por lo menos la mitad de lo que separa a los emprendedores exitosos de los que no lo son es mera perseverancia”. Steve Job

¡A la libertad por la universidad!