El 23 de marzo inició la XXXIX Jornada Universitaria Dariana 2020 en la Facultad Regional Multidisciplinaria de la UNAN Managua en Chontales (UNAN FAREM Chontales) que cada año se celebra en todas las facultades de esta Alma Mater en homenaje al gran poeta nicaragüense y universal Rubén Darío y en saludo a la publicación de sus «Poemas de Otoño».

Doctor Marcos Antonio Reyes Centeno, Vicedecano de la UNAN FAREM Chontales

A pesar que la tensa situación que vive el mundo y el país debido a la pandemia del Corona Virus o COVID 2-19, la UNAN Managua está desarrollando de manera normal sus actividades académicas y culturales como esta jornada de homenaje a Darío, con disertaciones sobre la calidad y alcance universal de su obra, con presentaciones culturales a la que asisten los trabajadores administrativos, estudiantes  y maestros de todas las carreras que se estudian en la UNAN FAREM Chontales.

La jornada que se extiende hasta el 30 de marzo de 2020, inició con la primera actividad el lunes 23 de marzo en el auditorio “13 de Diciembre de 1995” del Recinto Universitario “Cornelio Silva Argüello” de la UNAN FAREM Chontales, y el martes 24 de marzo con presentaciones de canto del Grupo Trova y del grupo de Danza “Lowiwiska” de esta facultad. La jornada comprende festivales de canto, interpretaciones musicales, declamación de poesías de Rubén Darío y reflexiones sobre la obra dariana. Mientras que el 25 de marzo, la jornada continuó con presentaciones del Grupo de Danza Lowiwiska.

Esta actividad es organizada por el Departamento de Ciencias de la Educación, la profesora Madia Giselle Morales Soza, Docente de Lengua y Literatura Hispánicas.

Nicaragua se ha desmovilizado nunca, a pesar de tantas vicisitudes que ha enfrentado

Estudiantes y maestros de la UNAN FAREM Chontales en la celebración de la XXXIX Jornada Universitaria Dariana 2020

La primera actividad de la jornada fue inaugurada por el doctor Marcos Antonio Reyes Centeno, Vicedecano de la UNAN FAREM Chontales, inició haciendo referencia a las situación que está sufriendo el mundo debido al COVID 2-19 y en particular Nicaragua.

“Vivimos en un país que ha sobrevivido a tantas cosas y que no se desmoviliza casi por nada, a pesar de todos los riesgos. Nuestro país necesita movilizarse económicamente, necesita mostrar que hay vida, y son razonables las dudas existenciales, como las que tuvo Darío y que las expresa en el poema Lo Fatal: “Dichoso el árbol, que es apenas sensitivo, y más la piedra dura porque esa ya no siente”.

Es decir, que es normal y humano que todos tengan miedo contraer tan terrible enfermedad y en sentido de pregunta dijo a los estudiantes. “¡Quién no siente miedo hoy?, ¿Quién no siente temor?, ¿Quién no siente incertidumbre?,  pues “no hay dolor más grande que el dolor de ser vivo ni mayor pesadumbre que la vida consciente, inconsciente  seríamos  si no supiéramos del momento que estamos viviendo”, expresó respaldándose en fragmentos de la poesía dariana.

El temo no debe inmovilizarnos

“El temor es  natural, lo no natural es que el temor te inmovilice, expresó al momento que recordó momentos tensos durante la guerra que vivió Nicaragua durante la contrarrevolución en los años 80, explicando que “el soldado que se quedaba de pie, inmovilizado por el miedo cuando comenzaba un combate, se moría. En la guerra, todos temíamos morir, pero no nos inmovilizaba el miedo”.

Grupo de canto Trova de la UNAN FAREM Chontales.

Observando el auditorio repleto de estudiantes, mostró su agrado y les expresó su reconocimiento afirmando que en ellos “se observa la necesidad  de continuar con su proceso de formación y a esperar, porque en algún momento se tendrá  que tomar alguna decisión ante las circunstancias que vive el país, pero hay que saber esperar, hay que medir los tiempos. En la vida uno tiene que  aprender a medir los tiempos”.

A su vez, se respaldó en otro verso del poema Lo Fatal de bardo nicaragüense, cuando dice: “Ser y no saber nada, y ser sin rumbo cierto, y el temor de haber sido” y seguidamente expresó: “Todos tenemos  incertidumbre, y “el temor de haber sido”,  o como expresó el escritor estadounidense Mark Twain: “Un día me voy a morir, Sí, Estuve muerto por millones de años  y no tuve problemas con eso”.

Por tanto, afirmó que estar desarrollando la XXXIX Jornada Universitaria Dariana en las circunstancias que está viviendo el país y el mundo, es también un homenaje al adelanto a los tiempos. Incluso, Darío fue un “profeta”, como se observa en su obra Cantos de Vida y Esperanza”, cuando dice: “Habían amagos de pestes” y como en aquel tiempo que los hombres seguían asesinándose en el extremo oeste, ahora también hay amagos de pestes y las guerras en Medio Oriente no se detienen.

“Hoy a peste en el mundo y hay guerras en el medio Oriente que no se han detenido a pesar de la peste. A pesar la peste, la gente se sigue matando, se sigue volando balas, se siguen tirando bombas, se sigue tirando misiles, que no paran su quehacer para la destrucción”, se lamentó al Vicedecano Reyes Centeno.

El maestro Henry Alexander Murillo  Reyes durante su disertación sobre la obra de Rubén Darío, de la influencia del Parnasianismo y el simbolismo en la obra Dariana..

Nicaragua es un pueblo que no se deja vencer

Sin embargo, ante la peste del Corona Virus y de las guerras por el dominio de los pueblos, los nicaragüenses “no queremos parar nuestro quehacer para la vida, para la esperanza, para no romper los sueños, para no dejar este mundo sin haber luchado”, es decir, Nicaragua es un pueblo que ha luchado contra todas las adversidades y no se deja vencer.

En este sentido, durante una reunión exhortó a los estudiantes de la carrera de Medicina a cumplir su misión ante estos peligros que acechan a Nicaragua, expresándoles: “Ustedes son la segunda barrera de contención contra esta enfermedad; son nuestros soldados, son la gente que va a chocar directo contra la enfermedad y le van a poner alma vida y corazón para atender a la gente”.

Incluso, afirmó que de ser necesario, él mismo está dispuestos en ir a lavar una camilla y desinfectarla, tomando las medidas preventivas, aunque no soy médico, soy matemático, pero lo voy a hacer, porque seguramente, quien estará atendiendo al paciente, no va a poder hacerlo. Dios quiera que un caso así no ocurra, porque los casos han sido muy puntuales y están controlados”.

La Influencia del parnasianismo y el simbolismo en la obra Dariana

Por su parte, el maestro Henry Alexander Murillo Reyes analizó “La Influencia del Parnasianismo y el Simbolismo en la obra Dariana”, explicando que es el Parnasianismo y el Simbolismo, son escuelas literarias francesas que tuvieron mucha influencia en el Poeta Universal Rubén Darío.

Las presentaciones del Grupo de Danza Lowiwiska siempre dan inspiración y orgullo de la cultura nicaragüense.

Dijo que el Parnasianismo se preocupa por la perfección de la forma en la poética y el simbolismo por desentrañar lo que está oculto en las palabras de la poética dariana.

Sostuvo que la genialidad en la poesía de Darío no sólo se encuentra en el perfeccionamiento de la métrica y en la musicalidad adjetiva y verbal que encontramos en sus poemas y en su narrativa.

Ambas son adoptadas no sólo por el Parnasianismo, sino también por su incansable búsqueda de temas como la tristeza, que se le encuentra en algunos de sus poemas como en Melancolía, Canción de Otoño en primavera. Al mismo tiempo retoma algunos temas de preocupación por la injusticia social, que se observa en algunos de sus cuentos como la Canción del Oro, El Fardo y El Por qué.

También el sentimiento hispano que se encuentra en el poema Salutación al optimista, el Americanismo en el poema Momotombo, hasta temas de universalidad expresados en su obra Cantos de Vida y Esperanzas. Por ello se afirmó que Darío se exigió así mismo en la innovación en sus obras.

Su obra narrativa sirve de puente entre Francia y Nicaragua, porque retoma la esencia del Parnasianismo y el simbolismo para la perfección de su estilo poético.

¡2020: Año de la Educación con calidad y pertinencia!

¡A la libertad por la Universidad!