El regocijo y felicidad manifiesta en los rostros de los 700 niños de todas las edades y de sus padres es una gran recompensa al aporte económico que dieron de los trabajadores administrativos, estudiantes y docentes de la Facultad Regional Multidisciplinaria de la UNAN Managua en Chontales (UNAN FAREM Chontales) para comprar los juguetes que se regalaron a los pequeños de los barrios más vulnerables de la ciudad de Juigalpa y cercanos a ésta universidad.

El ,maestro MSc. Julio César Abaunza Flores, Decano de la UNAN FAREM Chontales, ayudando a dos niñas luego de recibir sus juguetes

Los juguetes se les entregaron el domingo 16 de diciembre del corriente 2018, pero para asistir a la entrega, trabajadores, docentes y estudiantes se dispersaron por los barrios 17 de Julio, San Antonio, Jorge Salazar y en la comarca San Ramón, ubicada al Oeste de la UNAN FAREM Chontales, sobre la carrera a Puerto Díaz.

Los tiques para que asistieran a la piñata y recibir los juguetes se entregaron directamente a los niños en visitas casa por casa.

Antes de ese momento más importante para los pequeños, la entrega de juguetes, se les celebraron cuatro piñatas en la cancha de la UNAN FAREM Chontales; dos para los niños y dos para niñas, pero en lugares separados.

Los niños saliendo de la UNAN FAREM Chontales con sus madres, felices con sus juguetes

Las Piñatas

Previo a la quiebra de las piñatas, para que pasaran un momento animado en compañía de sus padres, los niños participaron en competencias diversas y a los ganadores se les dieron diversos regalos, pero también recibieron premios todos los participantes en los bailes o competencias de carreras, entre otras.

Fue gratificante observar a tantos niños, muchos que ni se conocían, que compartieron esos momentos de alegría y hasta se cargaban en las competencias del potro, otros competían bailando con sus madres. El objetivo era dar alegrías a los niños y compartieran con otros pequeños y fortalecieran su identidad como infantes y como amiguitos en el caso de los que se conocían.

Los niños se divirtieron con varias competencias y al final también recibían premios

Después de las quiebras de piñatas, los 700 niños de todas las edades y sus padres caminaron en fila, de manera ordenada y sin causar alborotos para entrar uno por uno al auditorio “13 de Diciembre” de esta Facultad “Cornelio Silva Argüello”, donde les dieron los juguetes. Al auditorio entraba sólo el niño, mientras que la madre o el padre lo esperaban en la puerta de salida.

Los niños elegían al juguete de su preferencia

Además de disfrutar de las piñatas y en las competencias, unos niños hicieron nuevas amistades y otros la fortalecieron

Dentro del auditorio había dos filas de mesas separadas con juguetes; una para niñas y otra para niños. Ahí, cada uno elegía el juguete de su preferencia, incluso eran llevadas por una persona que les mostraba todos los objetos y tomara el de su gusto.

Como es lógico, todos los niños salían felices con su juguetito, revisándolo, observándolo y algunos no se aguantaban y los sacaban de las cajas para comenzar a jugar con ellos.

La enorme fila para recibir juguetes

Para cumplir con este sueño de los niños, cuyos padres no les pueden comprar un juguetito debido a sus condiciones económicas, y que pasen una navidad la navidad y fin de año felices, los trabajadores, docentes y estudiantes organizados en la Unión Nacional de Estudiantes de la Educación Superior de Nicaragua (UNEN FAREM Chontales) trabajaron en comisiones.

Había comisiones para entregar los tiques en los barrios seleccionados por las condiciones socioeconómicas de sus habitantes, otros que los recibieron en la entrada de la facultad y les orientaban hacia dónde dirigirse para la piñata. También comisiones de arreglo en el auditorio y entrega de juguetes, comisiones de arreglo en la cancha y animación y de quiebra de las piñatas. También hubo otra comisión que entrega los refrigerios a los pequeños.

La piñata de las niñas
La piñata de los niños

¡Año de la internacionalización de la Universidad!

¡A la libertad por la Universidad!