Cuidar a la mujer no sólo es responsabilidad de los hombres y de la sociedad, sino que también de ella misma, comenzando desde preocuparse por su educación y formación profesional, dejando atrás el rol de ser sólo ama de casa, no quedando en segundo plano, sino siendo activa y ejerciendo su liderazgo.

Así mismo, los padres de familia son los responsables del cuido y educación de los niños, de los adolescentes y de los jóvenes, pero también deben romper el esquema de que los padres de familia se imponen sobre sus hijos, que los subestiman, que no escuchan sus argumentos e ignoran sus posiciones, sino que les imponen las suyas. ¡Hay que romper son esos esquemas!

La mujer se está empoderando de su rol en la sociedad y uno de los ámbitos de la vida donde esto se observa mucho es en las universidades, donde la mayoría de los estudiantes son mujeres

Estos debates forman parte de los talleres que se están desarrollando con estudiantes de la Facultad Regional Multidisciplinaria de la UNAN Managua en Chontales (UNAN FAREM Chontales), cuyos documentos de estudios son: “Estrategias para el cuido de la vida de la niñez, adolescencia, juventud y familia”, y “Estrategias de Promoción del protagonismo y promoción de la vida de las mujeres”.

Los objetivos de estos talleres son: “Promover la práctica de valores para el fortalecimiento de una cultura de convivencia en armonía y equidad para la protección de la vida” y “Promover la práctica de valores para el fortalecimiento de una cultura de convivencia en armonía y equidad para la protección de las niñas, niños, adolescentes y familias”.

La apertura de estos talleres las hizo el doctor Julio César Abaunza Flores, Decano de la UNAN FAREM Chontales, con los estudiantes de Segundo Año de la carrera de Medicina y con estudiantes de Cuarto Año de Bioanalisis Clínico. Estos talleres se están efectuando con estudiantes de las otras carreras que se estudian en esta facultad.

Ser sensibles ante la vida humana

El doctor Abaunza Flores expresó a los estudiantes: “Ustedes, como futuros profesionales de la medicina, tienen un objetivo muy claro, que es dedicarse a proteger la vida, hacer todo lo que esté en sus conocimientos, en su formación profesional para proteger la vida y la integridad humana. Si decidieron estudiar medicina es porque tienen sensibilidad ante la vida humana”.

El doctor Abaunza analizó con los estudiantes que la mujer, tanto en el campo como en la ciudad, hacen muchas tareas en el hogar y no se les reconoce tanto trabajo y hasta comparó que un hombre no aguanta hacer tanto en caso y todavía irse a trabajar.

Estudiantes de Segundo Año de Medicina recibiendo el taller

Cuidar a la mujer es responsabilidad de todos

Agregó que la mujer desempeña un rol vital en la crianza y educación de hijos y siempre están atentas a que toda la familia esté bien, por lo tanto la mujer deber ser cuidada no sólo como primordial responsabilidad del hombre, sino de todos en la familia e incluso, cuidarse ellas mismas.

En el caso de los niños, el maestro Abaunza Flores llamó a “romper los esquemas subestimando a los niños y a los adolescentes y jóvenes en el hogar”, sino que no hay que imponerles las decisiones y más bien “hay que escucharlos y tomarlos en cuenta en las decisiones de la familia”.

Agregó que en ninguna universidad se enseña cómo ser un buen padre de familia, en cómo tener una armoniosa relación familiar” y por eso la preocupación del Estado en que se promueva la práctica de valores para el fortalecimiento de una cultura de convivencia, armonía y equidad en la familia y en la sociedad, para la protección de la vida de las niñas, los niños, los adolescentes, la juventud, la familia y de las mujeres.

¡2019: Año de la Reconciliación!

¡A la libertad por la Universidad!

Imágenes de los talleres con estudiantes de Medicina y de Bioanalisis Clínico