Como toda la UNAN Managua, en la Facultad Regional Multidisciplinaria en Chontales (UNAN FAREM Chontales) hay mucha preocupación de la violencia que afecta a las mujeres y por eso están desarrollando estrategias destinadas a la erradicación de la violencia contra ellas y en todas sus formas, como parte de las estrategias del programa Universidad para la Paz que promueve el gobierno y se desarrolla en todas las universidades miembros del Consejo Nacional de Universidades (CNU).

La maestra MSc. Ramona Rodríguez Pérez, Rectora Magnífica de la UNAN Managua, mientras orientaba a trabajar desde las universidades en las estrategias del Programa Universidad para la Paz para erradicar las violencia en el país y particularmente contra la mujer

En la reunión que el Consejo Universitario de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua Managua (UNAN Managua) sostuvo el 23 de agosto de 2019 en el Recinto Universitario “Cornelio Silva Argüello” de la UNAN FAREM Chontales en Juigalpa, la profesora MSc. Ramona Rodríguez Pérez, Rectora Magnífica, se refirió a la preocupación del impulso que está teniendo la violencia contra la mujer en todas sus formas, con muchos asesinatos de mujeres en varias partes del país.

La rectora Rodríguez Pérez orientó a que esta situación debe ser analizada en las aulas de clase de las facultades de la UNAN Managua como parte de las estrategias acordada en las dos conferencias que han sostenido las autoridades de la universidades del CNU, destinadas a la erradicación de la violencia en el país, entre estas trabajar por la Paz, el Cuidado de la vida de la Mujer y el Cuidado de la vida de la niñez.

Desde la familia se debe trabajar en la erradicación de la violencia

Los estudiantes no se deben dejar el tema de erradicación de la violencia en las aulas de clase, sino que deben llevar las reflexiones hasta sus hogares

Sin embargo, la profesora Rodríguez Pérez afirmó que los temas de erradicación de la violencia en el país no deben quedarse en las aulas de clase o en los pasillos de las universidades, sino que debe irradiar hasta en el hogar, para que desde adentro de la familia, se analice este problema tan crucial en la tranquilidad del país y se cambien las actitudes violentas contra la madre y los hijos, del cuido decidido de la vida de la mujer y de los niños, niñas, de los adolescentes y la juventud y las relaciones cordiales entre el hombre y la mujer.

Taller sobre la erradicación de la violencia contra la mujer

En ese mismo momento que la Rectora Rodríguez Pérez exhortaba al resto de las autoridades de la UNAN Managua y sus facultades y a los dirigentes representantes en el CNU de la Unión Nacional de Estudiantes de la Educación Superior de Nicaragua (UNEN), en la Biblioteca “Alejandro Sequeira Hernández” de la UNAN FAREM Chontales se desarrollaba el Taller sobre la erradicación de la violencia contra la mujer con estudiantes de la carrera de Arquitectura que coordina la profesora, Arquitecto Mirna Mendoza Bravo.

En el taller se enfatizó en la urgencia que cambiar las actitudes de violencia contra la mujer, lo que no se logrará de la noche a la mañana, pero es un proceso en que los mismos estudiantes de las universidades pueden contribuir a cambiar.

Características del agresor y de las víctimas

El trabajo en la promoción de la paz del país y la erradicación de la violencia y protección de la vida de la mujer y la niñez debe ser parte del proceso curricular en todas las universidades y trabajar en ese sentido según las normas de cada casa de estudios superiores

Se explicó que además del dominio que dominio que el hombre ejerce sobre la mujer por la superioridad en fuerza, entre las características del agresor están el desequilibrio social, con excusas de que enfrenta trastornos mentales o tiene adicciones, que pueden ser el licor o las drogas.

Se analizó que las víctimas también reúnen características naturales propias que favorecen a ser agredida, como el masoquismo o se argumenta que ella es quien “busca” al agresor, que “le provoca o es manipuladora”.

Otras causas de violencia pueden ser las circunstancias externas, entre estas el estrés laboral y los problemas económicos en el hogar.

Otra causa que contribuye a la violencia contra la mujer es que muchas de ellas guardan silencio cuando sufren de violencia de parte de sus parejas o hasta de sus familiares

¡2019: Año de la Reconciliación!

¡A la libertad por la Universidad!