Cornelio Silva Argüello, el Héroe Nacional originario de La Libertad, Chontales, no debe ser olvidado, sino que siempre debe recordado por todos los chontaleños, por los estudiantes y docenes de la Facultad Regional Multidisciplinaria de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, Managua (UNAN – Managua) en Chontales (UNAN FAREM Chontales) y por todos los nicaragüenses, exclamó el maestro M.Sc. Julio César Abaunza Flores, Decano de esta facultad.

Como curiosidad histórica, un 18 de mayo de 1895 nación el General Augusto C. Sandino, y un 18 de mayo de 1960 fue asesinado Cornelio Silva Argüello y ambos por miembros de la Guardia Nacional de la dictadura somocista.

El maestro M.Sc. Julio César Abaunza Flores, Decano de la UNAN FAREM Chontales, durante su discurso ante la tumba de Cornelio Silva Argüello en el cementerio de La Libertad, Chontales.

El Decano Abaunza Flores reflexionaba sobre el heroísmo de Silva Argüello frente a su tumba en el cementerio de La Libertad, Chontales, de donde era originario, al cumplirse 39 años de haber partido hacia la inmortalidad, aquel 18 de mayo de 1960 que fue asesinado  en la cárcel de La Aviación en Managua por miembros de la Guardia Nacional. Junto a Cornelio fueron asesinados Edwin Castro (padre), Ausberto Narváez.

Ellos habían sido capturados en diversos lugares del país estaban presos por haber integrado el comando que junto a Rigoberto López Pérez, ajusticiaron a Anastasio Somoza García, fundador de la dictadura Somocista, el 21 de septiembre de 1956, cuando departía en una fiesta en su honor en el Club Social de Obreros de la ciudad de León.

El comando estuvo integrado por Rigoberto López Pérez, Cornelio Silva Argüello, Rigoberto Cruz (conocido como Pablo Ubeda) y Ausberto Narváez. Todos fueron asesinados. Rigoberto López Pérez murió inmediatamente que baleó a Somoza García al recibir 54 balazos que le dispararon los guardias nacionales que custodiaban al dictador.

Recordando al Héroe Nacional     

El maestro Abaunza Flores, docentes, trabajadores administrativos, estudiantes y dirigentes de UNEN FAREM Chontales, llegaron la mañana  del 18 de mayo de 2021 a depositarle un ramo de flores y rendirle homenaje a Cornelio Silva Argüello.

Docentes, trabajadores administrativos, estudiantes y dirigentes de UNEN FAREM Chontales, durante el homenaje a Cornelio Silva Argüello en el campo santo de La Libertad.

«Aquellos eran tiempos de mucha tristeza, de un pueblo que estaba doblegado, hasta que esta cuatro personas que con gran sentido de país tomaron la decisión de hacer justicia, ajusticiándolo. Este hombre liberteño (Silva Argüello), triste al ver de lo que sufría el pueblo nicaragüense, tomaron la decisión» de ajusticiar a Somoza García aquel 21 de septiembre de 1956 en León, rememoró el maestro Abaunza Flores.

«Esto que ha pasado en el país no puede quedar en el olvido. Todos deben saber quién era Somoza, esa alimaña, que dañó al país, y así lo marcaron ellos (al ajusticiarlo), era el “¡Principio del fin de la Dictadura Somocista”, al ajusticiar a Somoza García», afirmó.

Seguidamente explicó que estos cuatro héroes, que no eran sandinistas, sino de otros partidos, del Partido Liberal Independiente (PLI) y del Partido Conservador, pero «fueron el enlace histórico, que Nicaragua nunca cesó de luchar por la libertad», afirmó.

Seguidamente, exhortó a los docentes, estudiantes, trabajadores administrativos  de la UNAN FAREM Chontales y los dirigentes de la Unión Nacional de Estudiantes de la Educación Superior de Nicaragua (UNEN) a no olvidarse nunca de Cornelio Silva Argüello.

Seguidamente, gritó, a manera de consigna gritó tres veces:

¡Cornelio Silva Argüello!

 ¡Presente, presente, presente!

¡Viva el FSLN!

¡Viva!

¡2021: Año del Bicentenario de la Independencia de Centroamérica!

¡A la libertad por la Universidad!