Simulacro de evacuación en UNAN-FAREM Chontales ante la ocurrencia de un sismo 7.2 Richter

  • 0
Estudiantes en evacuación ante supuesto sismo de 7.2 Richter

Simulacro de evacuación en UNAN-FAREM Chontales ante la ocurrencia de un sismo 7.2 Richter

Category : Noticias

Aunque en Juigalpa no hay experiencia de la ocurrencia de un terremoto o de un sacudión fuerte, toda la comunidad universitaria de la UNAN-FAREM Chontales se sumó a las 11:00 de la mañana al tercer simulacro nacional ante terremoto (Tercer Ejercicio Nacional de Protección ante Amenazas Múltiples), saliendo todos, en calma de sus aulas de clase y caminando hacia la cancha del recinto “Cornelio Silva Argûello”, considerado como el lugar más seguro y amplio para concentrarse tras un sismo.

El simulacro se desarrolló de manera simultánea en los 153 municipios del país y en las Regiones Autónomas, bajo la hipótesis de la ocurrencia de un sismo de magnitud 7.2 en la escala abierta de Richter.

El Decano Emilio Josè López Jarquín orientando sobre las medidas de protección ante la ocurrencia de un sismo

El Decano Emilio Josè López Jarquín orientando sobre las medidas de protección ante la ocurrencia de un sismo

Una vez en la cancha, el maestro Emilio José López Jarquìn, Decano de la UNAN-FAREM Chontales explicó sobre las razones para hacer el simulacro, detallando que aunque en Juigalpa nunca se ha tenido esa fatídica experiencia, por la ciudad cruzan muchas fallas geológicas, que probablemente los cauces naturales que la cruzan por doquier podrían ser alguna de esas fallas.

Amerrisque partida por fallas geológicas

Incluso, dijo que en la cima y laderas de la Cordillera de Amerrisque que circunda a Juigalpa, hay varias y profundas fallas geológicas.

Además, en estudios geológicos hechos en la Estación Biológica “Francisco Guzmán Pasos”, que es una finca experimental para estudiantes de las carreras de ingenierías Ambiental y de Agronomía, se encontraron al menos 8 fallas geológicas, lo que demuestra que “no es remoto que en Juigalpa podría ocurrir un terremoto” en cualquier momento.

Protegerse bajo el “Triángulo de la vida”

Exhortó a estudiantes, docentes y trabajadores administrativos a acostarse diario con todo lo necesario al alcance en caso de un sismo como los zapatos para prevenir heridas en los pies, la vestimenta para no salir desnudos y tener recipientes con agua para poder sobrevivir en los primeros días.

Estudiantes caminan hacia la cancha de la UNAN-FAREM Chontales, el sitio más seguro para concentrarse ante la ocurrencia de un terremoto en Juigalpa

Estudiantes caminan hacia la cancha de la UNAN-FAREM Chontales, el sitio más seguro para concentrarse ante la ocurrencia de un terremoto en Juigalpa

Otro consejo fue que ante un temblor no meterse bajo camas, mesas o escritorios, sino donde está el “triángulo de la vida” que es el pie de las paredes, pues cuando estas caen se quiebran antes del piso, por tanto esa esquina entre el piso y la pared es el lugar más seguro para protegerse de morir aplastado.

Acostumbrarse a las medidas de protección

Mientras que el ingeniero Henry Andrés Vargas, Responsable de Higiene y Seguridad de la UNAN-FAREM Chontales, dijo que aunque se cree que los simulacros son momentos para distensionar o de recreo, sino que el sentido de hacerlos de manera periódica es lograr que al momento de ocurrir un terremoto,  la personas ya estén habituadas, de manera inconsciente, en la aplicación de las medidas de protección sin que nadie se los oriente.

Entre estas medidas que sepan por donde salir de sus casas y oficinas, de salir rápido pero seguro y protegiendo la vida personal y la de todos donde se encuentren.


Leave a Reply