Estudiantes de diversas carreras de la Facultad Regional Multidisciplinaria de la UNAN-Managua en Chontales (UNAN-FAREM Chontales), desde económicas hasta Agronomía y Agroindustria, podrán hacer prácticas en las entidades del banco LAFISE-Bancentro o en la hacienda Agropecuaria El Ancla, ubicada de la comunidad La Palma, municipio de Juigalpa, unos 15 kilómetros hacia el Oeste, cerca del Lago de Nicaragua.

Esto lo asegurò Roberto José Zamora Llanes, Presidente del Grupo Latinoamerican Financial Service (Lafise-Bancentro), durante una entrevista que se le hizo después de un encuentro con ganaderos de Chontales y municipios de Rio San Juan y de las zonas agropecuarias de la Región Autónoma del Caribe Sur (RACS) en la Agropecuaria En Ancla, evento al que también fueron invitados los miembros del Decanato de la UNAN-FAREM Chontales, los maestros Emilio José López Jarquín, Decano, y el maestro Marcos Antonio Reyes Centeno, Vicedecano.

El maestro Emilio José López Jarquín conversando con el ingeniero Roberto José Zamora Llanes, Presidente del Grupo Lafise-Bancentro. Entre ellos don Francisco Lanuza, Gerente Regional de la Sucursal del banco en Juigalpa en uno los pasillos del auditorio de la Agropecuaria El Ancla

Previo al inicio del encuentro, Roberto José Zamora Llanes y el ingeniero Francisco Lanuza, Gerente Regional de sucursal del banco en Juigalpa, Chontales, se acercaron al maestro Emilio José López Jarquìn y estuvieron conversando sobre las carreras que se estudian en la UNAN-FAREM Chontales y de las posibilidad de que los estudiantes puedan hacer prácticas en las empresas de ese conglomerado bancario y agropecuario.

Durante la entrevista, Zamora Llanes expresó que los mejores estudiantes de diversas profesiones de la facultad hasta podrían ser contratados en cualquiera de las empresas del Grupo Lafise-Bancento; desde veterinarios, Agrónomos, Administradores de Empresas, Ingenieros Industriales y de las diversas carreras de acuerdo a las necesidades que haya en las empresas.

Agropecuaria El Ancla, un gran laboratorio ganadero

De igual manera aseguró que los estudiantes de las profesiones agronómicas también pueden llegar prácticas aquí en Agropecuaria El Ancla, como se les permite a estudiantes de otras universidades, entre estas de la Universidad El Zamorano de Honduras.

Incluso, dijo que se permite a ejecutivos de empresas que ofrecen productos veterinarios, nutricionistas animales, entre otros, que entren a experimenta der  en aplicación los productos, tanto para la sanidad del ganado, como en la producción de pastos, para comprobar si es verdad que son buenos y sirven para producir animales de gran calidad.

Roberto Josè Zamora Llanes en el conversatorio con los ganaderos en El Ancla

Roberto José Zamora Llanes, Presidente del Grupo Lafise-Bancentro, y el ingeniero Eduardo Urcuyo, Gerente Administrativo de esta empresa agropecuaria, coincidieron en sus exposiciones, en exhortar a los ganaderos nicaragüenses a dar un salto de calidad y tecnológico para mejorar y proteger a la ganadería nacional.

La gran estrategia es combinar la agricultura con la ganadería

En este sentido les explicaron sobre la estrategia de ganadería integral, de innovación tecnológica que están desarrollando en la Agropecuaria El Ancla.

“Es un proyecto que comienza desde la crianza de ganado, el desarrollo de los terneros, el engorde en corrales y la industrialización. Es todo el ciclo completo de la ganadería que estamos en pleno proceso de desarrollo. El Ancla es un ejemplo de producción, una finca integral donde se combina la agricultura con la ganadería. Hay un viejo refrán que dice que para ser buen ganadero hay que ser buen agricultor”, detallaron.

Parte de ese desarrollo ganadero integral e intensivo que han alcanzado en esta gran hacienda es con la estrategia de engorde de ganado en confinamiento, lo que se conoce como “ganadería intensiva”; tanto en la alimentación del ganado, del cuido, de la atención veterinaria, son sistemas que se están poniendo en práctica en el país y están en pleno proceso de desarrollo”, afirmó el ingeniero Urcuyo.

A los productores les gustó la exposición del desarrollo alcanzado por la ganadería El Ancla, pero pidieron mejores precios en el matadero, entre estos que les paguen no sólo la carne, sino el cuero, cachos y vísceras

El ganado de engorde es llevado a corrales en que cada animal tiene sombra y movilidad en unos 12 metros cuadrados, donde pasan comiendo concentrados y pasto las 24 horas del día. Los animales engordan en poco tiempo y seguidamente son llevados a matadero Macesa para sacrificio.

En Ancla es una propiedad de 5, 294 manzanas de extensión, que desarrolla dos actividades fundamentales; la ganadera que es el ganado en confinamiento y una gran actividad agrícola. De estas 1,000 manzanas están dedicadas a la crianza de ganado

El Ancla no compra ni concentrados ni pastos para alimentar al ganado. Todo es producido y procesado a nivel industrial en la misma finca, pues siembran 1,600 manzanas de pastos Brachiaria del Brasil en sus diversas calidades. Toda la cosecha de pasto es regada por un sistema de bombeo. Después el pasto es cosechado, procesado y embalado en pacas o silos.

La cosecha de pasto garantiza el alimento del ganado todo el año. Ya tienen garantizado en silos todo el alimento de los animales hasta diciembre y ya se está avanzando en la cosecha de alimento para el próximo año 2018.

Uno de los corrales de la Agropecuaria El Ancla, empresa del Grupo Lafise-Bancentro

Mayor abastecedora de ganado del matadero de Juigalpa

Esta agropecuaria es la que abastece de la mayor cantidad de reses que son sacrificadas en el Matadero Macesa de Juigalpa. El Ancla mantiene entre 2,500 a 300 novillos de repasto mensuales en engorde y el matadero le compra unos 10,000 a 15,000 animales mensuales para sacrificio.

La meta de El Ancla es proveer el 50 por ciento de la matanza del matadero, pero el plan mayor es tener hasta el 100 por ciento en reses que necesitan para satisfacer la demanda total del matadero. Esto obligaría a que El Ancla tenga unas 36,000 reses tabuladas para cumplir con las necesidades totales del matadero en los próximos años.

En grandes extensiones de la ganadería El Ancla se cosecha el pasto, luego del corte es procesado y embalado en silos para garantizar el alimento del ganado durante todo el año

Esto a su vez exige a que El Ancla pueda producir 110,000 animales al año y actualmente está produciendo entre 30,000 a 35,000 animales al año.

Zamora Llanes llamó a los ganaderos a aplicar esta experiencia para mejorar su ganadería. “Es importante aprender con nosotros sobre lo que estamos haciendo y hacia dónde vamos y todo el proceso de desarrollo ganadero que estamos alcanzando”, afirmó, ofreciendo además apoyo financiero, y asistencia técnica.

¡A la libertad por la universidad!