En un acto emocionante en que hubo muchas lágrimas, la UNAN-FAREM Chontales graduó a 34 nuevos médicos

  • 0
Los 34 mèdicos graduados en la UNAN-FAREM Chontales

En un acto emocionante en que hubo muchas lágrimas, la UNAN-FAREM Chontales graduó a 34 nuevos médicos

Category : Noticias

En un acto muy emocionante, en que varios estudiantes y sus padres derramaron lágrimas y expresándose con palabras entrecortadas, 34 jóvenes procedentes de diversos municipios de los departamentos de la Región V y Nueva Guinea y estudiantes de la Facultad Regional Multidisciplinaria de la UNAN-Managua en Chontales (UNAN-FAREM Chontales) se graduaron como médicos el martes 29 de noviembre del 2016.

Esta fue la segunda promoción de Licenciados en Medicina de la UNAN-FAREM Chontales. La primera fue el 29 de noviembre del 2015, cuando se graduaron

Emilio Josè López Jarquín, Decano de la UNAN-FAREM Chontales

Emilio Josè López Jarquín, Decano de la UNAN-FAREM Chontales

Quien hizo llorar a los estudiantes y a sus familiares fue el maestro Emilio José López Jarquìn, Decano de la UNAN-FAREM Chontales, al dar un discurso también muy emocionante que llegó hasta el alma y corazón del auditorio, recordándoles todos los esfuerzos hechos por ellos durante los 5 años de estudio de la carrera tan humana como es la Medicina, de los sacrificios hechos por sus padres que en ocasiones se quedaban hasta sin dinero para el hogar, pero garantizar que sus hijos pudieran mantenerse en Managua y luego en la universidad en Juigalpa.

También les recordó de la entrega de sus maestros para formarlos como médicos y en ocasiones hasta regañàndoles ante algunas fallas en sus estudios o felicitando por sus éxitos en otras.

Una de las estudiantes llora al recordar todos los sacrificios que hizo su familia para que ella pudiera estudiar la carrera de medicina

Una de las estudiantes llora al recordar todos los sacrificios que hizo su familia para que ella pudiera estudiar la carrera de medicina

Seguidamente llamaba al azar algún estudiante para que relataran de sus experiencias durante el estudio de la carrera, de sus entregas y desvelos, recordar los consejos de sus padres u otro familiar.

Hizo con padres de familia, al pedirles que relataran de sus sacrificios para garantizar que sus hijos o hijas tuvieran dinero para gastos de transporte, alimentos, alojamiento y hasta compra de materiales de estudio, sobre todo en aquellos casos de jóvenes procedentes desde El Turtuguero y Nueva Guinea en la Región Autónomo del Caribe Sur, entre otros.

Lágrimas del éxito

Las madres y padres tampoco pudieron dominar la emoción; hablaban con dificultad y las lágrimas comenzaron a correr por sus mejillas.

Una joven mèdico al momento de entregar el diploma a su padre

Una joven médico al momento de entregar el diploma a su padre

Pero el maestro López Jarquìn quería llegar aún más al alma de los asistentes en el auditorio y sobre todo en que los estudiantes entendieran de que el éxito logrado por ellos al graduarse como médicos, era en verdad el éxito de sus padres, en quienes recayó todo el sacrificio durante cinco años para que ellos no tuvieran obstáculos y pudieran llegar a la meta de ser médicos.

Así que después de que los jóvenes habían relatado todo lo vivido durante esos cinco años, le dijo a cada uno de ellos que entregaran ese diploma a su madre o su padre, según el caso, para enfatizar que ese diploma no habría sido posible sin esa entrega de sus padres.

Madres y padres pasaron muchas angustias y se privaron de muchas cosas para garantizar los gastos de sus hijos en el estudio de la carrera de medicina

Madres y padres pasaron muchas angustias y se privaron de muchas cosas para garantizar los gastos de sus hijos en el estudio de la carrera de medicina

Al llegar donde estaban ellos, los jóvenes les daban el diploman y seguidamente se fundían en abrazos fuertes y las lágrimas continuaban rodando por las mejillas de ambos.

También hizo que los estudiantes expresaran algo un sentimiento de sus maestros; y la emoción o risas continuaron, pues cada uno agradeció a sus maestros por el esfuerzo de ellos para formarlos como médicos. “Sin Ustedes no lo hubiéramos logrado”, expresaban.


Leave a Reply